Dentro del ámbito legal de una empresa, hay una gran cantidad de situaciones por las que esta puede pasar, pero que sólo expertos abogados conocen a la perfección y saben cómo proceder. Por eso en Urbe, como expertos en servicios jurídicos y legales, en esta ocasión queremos explicarte qué es un concurso de acreedores.

 

En qué consiste este procedimiento legal

Un concurso de acreedores sirve al empresario como medio jurídico para resolver los problemas económicos de su negocio, que le impiden afrontar el pago de sus gastos debido a la falta de solvencia. Con lo que, si no puede afrontar los pagos porque está en quiebra, quiere decir que la empresa en cuestión está en situación de concursal.

 

Cuándo se puede solicitar un concurso de acreedores

Para que una empresa pueda solicitar un concurso de acreedores, debe demostrar que su situación económica le imposibilita costear los gastos que su actividad empresarial ha generado, y por lo tanto, necesita recurrir a este proceso legal para solventar sus deudas.

 

Cuál es el objetivo de un concurso de acreedores

Al solicitar un concurso de acreedores, el empresario tiene como objetivo poder recibir una ayuda que le permita responder económicamente a sus deudas para que su negocio pueda salir adelante y no tenga que cesar su actividad empresarial.

 

Qué ocurre cuando una empresa entra en concurso de acreedores

Cuando una empresa entra en concurso de acreedores, un juez se encargará de nombrar a los administradores concursales. Estos normalmente suelen ser un economista, un profesional que represente a los acreedores, y un abogado concursal experto, como es el caso de los que formamos Urbe.

El siguiente paso consiste en analizar a fondo la situación económica de la empresa que ha solicitado el proceso concursal, tras lo que se llegará a la conclusión de si dicha situación puede solventarse a través de un convenio que regule las deudas y cómo afrontarlas, o si por el contrario, la empresa solicitante del concurso de acreedores, será liquidada por no encontrarse una posible solución.

 

Tipos de concurso de acreedores

Un negocio puede entrar en concurso de acreedores de dos formas diferentes, la primera de ella de manera obligada, cuando no es el responsable de la compañía el que la solicita, caso en el que su tramitación dependerá de un juez, quien decidirá si se ejecuta o no.

Y la otra posibilidad es que el propio empresario, ante su situación de impagos, se ponga en contacto con un despacho de abogados expertos en concursos de acreedores como el nuestro, para que le asesoremos y le ayudemos con todas las gestiones del proceso.

 

Solicita asesoramiento para concursos de acreedores

Cuando una empresa solicita un concurso de acreedores, el objetivo que se persigue es resolver la situación de impagos y el pago de las deudas originadas, y en esta cuestión, en Urbe Abogados tenemos una amplia experiencia en la que hemos ayudado a un gran número de empresarios incluso en situaciones de concurso de acreedores express, contacta con nosotros y te asesoraremos.

Consúltanos
close slider

Primera consulta GRATIS

Si tiene dudas o preguntas sobre alguno de nuestros servicios y/o especialidades por favor no dude en contactarnos. Resolveremos todas sus inquietudes con la mayor brevedad posible.