El contrato de póliza de crédito es un contrato bilateral por el cual una entidad financiera (generalmente un banco) se obliga a poner a disposición de un cliente (particular o empresa) una cantidad de dinero determinada, cobrando intereses sólo por la cantidad dispuesta, hasta una fecha concreta, llegada la cual cliente se obliga a que el saldo a dicha fecha sea 0, es decir, no haya cantidad de dinero dispuesta.

Recientemente nuestro despacho ha defendido a asunto de póliza de crédito. El tema es el que sigue: el cliente, un empresario, no había dispuesto de la totalidad del importe de la póliza concedida por el banco. En su plan de reestructuración financiera, tenía pensado utilizar ese importe remanente para arreglar situaciones que hacían peligrar su continuidad y permitían a la empresa tener un flujo de caja positivo mensualmente. No obstante, cuando quiso disponer del dinero, el banco se negó a hacerle entrega del mismo.

La sentencia reconoce el derecho del cliente a la disposición del importe remanente, y establece que la culpabilidad del banco, con obligación, además de satisfacer al cliente los daños y perjuicios ocasionados por no disponer del importe que, según contrato tenía a su disposición.

¡El banco no puede mandar sobre tu dinero!

Estamos a tu lado en esta lucha por tus derechos, por eso puedes consultarnos tu caso; tranquilo, la primera visita no te costará nada, déjanos ayudarte.

Llámanos : 933 62 16 98

Escríbenos: info@urbeabogados.es